Siete reglas de oro para mejorar nuestra salud

Una buena alimentación, ejercicio físico, disfrutar tanto en el trabajo como en el tiempo de ocio y descansar de forma adecuada son algunas de las sencillas reglas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra calidad de vida y lo que es más importante,  nuestra salud.

La lección más importante que podemos aprender sobre la salud es que nuestro organismo puede curarse así mismo. Hay veces que una simple modificación en nuestro estilo de vida puede hacer mucho por estimular nuestras defensas internas. Es muy común observar lo que un cambio en la dieta, empezar a hacer ejercicio, reducir el estrés o dejar el alcohol y/o el tabaco puede hacer por nuestras vidas.

Hay una serie de reglas de oro de la salud que debemos seguir para mantener o mejorar la salud. A continuación podéis leer las más importantes. Reglas que pueden activar nuestra energía, estimular nuestro sistema inmune, mantener la buena actitud mental, relajarse y disfrutar más de la vida.

Son cosas que a simple vista pueden parecer sencillas; por supuesto no sol la pócima mágica ni la panacea universal; pero es verdad que nos pueden ayudar mucho a mejorar nuestro estilo de vida. No vale practicarlas un tiempo: !!DEBEMOS HACERLO DURANTE TODA NUESTRA VIDA!! Mañana puede ser demasiado tarde.

  1. DIETA: hay que ser muy consciente con la dieta que mantenemos. Debe incluir frutas y verduras en cantidades importantes e incluir algunas legumbres y cereales. Pescado de diferentes clases: blanco y azul. Debemos limitar los azúcares simples y las grasas a un 10-15% de las calorías totales. Hay que intentar centrarse en la forma de cocinar los alimentos. Tener en cuenta que casi tan importante como elegir los alimentos es saber prepararlos. Una mala preparación culinaria puede perder nutrientes tan importantes como vitaminas, enzimas, transformar grasas saludables en grasas hidrogenadas perjudiciales, etc. Debe ser una dieta variada, que incluya todo tipo de nutrientes. Incrementar la ingesta de proteínas, sobretodo las de alto valor biológico. Evitar las comidas procesadas o preparadas (enlatadas, congeladas, etc), los picantes, el exceso de condimentos. Controlar la cantidad de sal. Beber mucha agua.
  2. SUPLEMENTOS DEPORTIVOS: los suplementos son fundamentales para completar nuestra dieta, por muy perfecta que ésta sea. Aparte de la suplementación en el deporte o para paliar estados carenciales de algún nutriente en concreto, hay suplementos esenciales para todos los momentos y actividades de  nuestra vida. Este es el caso de las fórmulas de antioxidantes. Las mismas deben incluir al menos, 2.000 mg de Vitamina C;800 UI de Vitamina E (en forma de alfa tocoferol);200 mcg del mineral traza Selenio y 25.o00 UI de beta caroteno. También puede incluirse 100 mg de Coenzima Q10 para incrementar la utilización de oxígeno por parte de las células y 100 mg de un complejo de Vitamina B. Si me preguntáis para qué sirven estos suplementos, os diré que no se trata de buscar efectos a corto plazo; los antioxidantes nos protegen frente a un envejecimiento prematuro y reducen el riesgo de futuras enfermedades.
  3. EJERCICIO: hay que intentar realizar actividad física todos los dias aunque sea solamente 15 o 20 minutos. Hay que intercambiar el ejercicio aeróbico con el anaeróbico, ambos son importantes. Si no tenéis mucho tiempo libre, intentar caminar en vez de usar el coche, subir y bajar escaleras en vez de usar el ascensor; aprovechar los fines de semana para ir al campo, hacer excursiones salir a andar, nadar en la piscina en verano, no sólo tumbarse a tomar el sol.
  4. TRABAJO: hay que intentar que el trabajo no se convierta en un motivo de enfermedad o de trastorno para nuestra vida. Aunque puede resultar la típica frase hecha, se puede disfrutar con el trabajo. Hay que ver el trabajo como algo que, si bien no hay más remedio que hacerlo, podemos disfrutar de lo que hacemos. Esto es fundamental para nuestra vida. Está comprobado que la gente que disfruta de su trabajo tiene mucha más salud que la gente que lo detesta.
  5. DESCANSO: el descanso es fundamental para todos los aspectos de nuestra vida. Si dormimos mal, o descansamos poco, no rendiremos al día siguiente, no entrenaremos bien, en definitiva, no nos sentiremos bien. Para poder dormir bien hay que intentar crear una atmosfera apropiada; sin ruidos, suficientemente oscura, en una camada cómoda y dura, una almohada apropiada, con la ropa de cama apropiada para que no pasemos calor ni frío, una habitación lo suficientemente aireada y ventilada, etc, etc, si vemos que no podemos dormirnos, podemos hacer una serie de ejercicios de respiración o de relajación y tratar de alejar de nuestra mente as cosas que nos preocupan.
  6. MEDITACIÓN: lo primero que debemos hacer al despertarnos es meditar durante unos minutos. Esto, que puede parecer absurdo, nos puede dar la pauta de lo que va a ser nuestro día: meditar sobre nuestras obligaciones ese día, organizar nuestras actividades, relajarnos para comenzar el dia “con el pie derecho”. Esta técnica es muy aconsejable para mantener el buen humor y comenzar el día a buen ritmo. ¿Acaso perdéis algo intentándolo?
  7. HOBBIES: realizar alguna actividad que nos guste es fundamental para nuestra vida y nuestra salud. Desde disfrutar de tiempo con nuestros amigos o nuestra familia, realizar actividades recreacionales, ir de camping, ir al cine, leer un buen libro, practicar algun deporte de grupo, jugar con nuestro perro, etc. cualquier cosa que nos relaje o nos haga sentir bien, ES FUNDAMENTAL y es la llave del bienestar físico y mental.

Fuente: Gym Factory Entrenadores nº7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s